23 abr. 2011

Mundo(no) interior.

Tengo un espejo de cuerpo completo, unos zapatos de charol verde, una falda gamuzada y blusa que no combina con nada.
Vivo confundida y un poco atolondrada, camino sola y vivo acompañada. A veces pienso dos veces a la vez y lloro, por lo menos, una vez por mes.
Tengo los ojos tristes y la sonrisa alquilada, la mirada perdida y la concentración derrochada.
Me veo todas las mañanas sin lentes, despeinada y con ropa holgada.
Tengo un gato marrón que maúlla todas las mañana, por las noches camina en el techo del vecino, por las tardes duerme conmigo. Lo que tengo es lo que soy, asi soy sin querer ser yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario