18 jun. 2011

Musica...

La música, para unos es un simple pasatiempos, para mi es algo más que eso, cada canción que escucho hace correr la sangre por mis venas rápidamente al ritmo de la música, me hace ver este triste y gris mundo de colores, y me permite ver la gente disfrutar del momento, crea un mundo dentro de mí, en el que mis mayores fantasías se hacen realidad en el que tu y yo tamos realmente juntos y enamorados, vamos de la mano escuchando una melodía que llena sus corazones de música y los hace gritar la canción de su vida, y es cuando se dan cuenta en todo lo común que tienen y piensan que siempre van a seguir tan bien como hasta ahora, y de repente me doy cuenta de que estoy caminando por la calle mirando a un punto fijo, escuchando esa canción que me hace soñar,  volar, y me doy cuenta de todos los palos que me ha dado la vida y que de todos ellos e aprendido como sobrevivir al día a día, y a las maldades de la gente, porque van a hacerte daño sin motivo. Y de ellas se aprende a ser una de esas personas, que hacen daño, para evitar que otras se la hagan, nadie piensa en que sus acciones pueden hacer daño a otra persona. Mi música me hace tener que evitar pensar en el daño que me hacen los demás o el daño que puedo llegar a hacerles a las personas que más quiero, porque no puedo pensar que puedo decepcionarlos, música que ahogue mis pensamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario