6 jun. 2011

La vanidad es el pecado más delicioso que existe, aunque la lujuria le pisa los talones 

No hay comentarios:

Publicar un comentario